La mampostería ha demostrado ser un sistema integral de construcción que protege la estructura de las edificaciones, por eso en la mayoría de los proyectos es vital emplearla de manera eficiente, pero también ágil.

Ahora, la agilidad y la eficiencia son dos conceptos muy distintos pero que, si se combinan, desencadenan muchos beneficios para los involucrados en la obra, pero sobre todo para el usuario final, quien finalmente hará uso de la edificación.

Dicho lo anterior, es bueno recordar que este tipo de sistemas estructurales o tipos de mampostería se dividen en tres grupos:

  •   Mampostería simple.
  •   Mampostería confinada.
  •   Mampostería reforzada interiormente.

Hoy, nos concentramos en hablar de los dos últimos (la mampostería confinada y la reforzada interiormente), sus diferencias cuáles son los mejores materiales para aplicarlas correctamente.

Mampostería confinada

Este tipo de mampostería se caracteriza por estar basado en muros de carga hechos con piezas macizas o huecas confinadas en todo el perímetro por elementos de concreto reforzado.

 

Dato: de acuerdo con el IMCYC este es el sistema constructivo más empleado en México, debido a que ayuda a evitar el agrietamiento de la estructura debido a su hundimiento o uso de materiales de baja calidad.

 

Mampostería reforzada interiormente 

La diferencia con la mampostería confinada es que en ésta los muros se construyen con piezas huecas, reforzadas en su interior con barras de acero de alta resistencia y diámetros pequeños.

☝🏻  Sin embargo, su uso ha estado solo en manos de las empresas desarrolladoras de vivienda por los cuidados que requiere este tipo de sistema en su construcción, las cuales demandan una mayor supervisión respecto al sistema tradicional de la mampostería confinada.

Y es que para que se garantice la correcta colocación del refuerzo y el llenado de los huecos, se requiere mano de obra calificada y una  supervisión constante durante su construcción.

¿Cuál conviene más?

Tradicionalmente, la mampostería confinada se aplica con mayor facilidad. Sin embargo, actualmente se han desarrollado sistemas y piezas diseñadas exclusivamente para mampostería de refuerzo interior que buscan agilizar y facilitar la vida del bloquero.

Las piezas Open End de Industrial Bloquera están pensadas para eficientar el proceso de mampostería reforzada interiormente y romper un poco el paradigma de sistemas tradicionales de mampostería.

Y es que utilizando los bloques de concreto de la línea Open End, el bloquero puede colocar más fácil las piezas, optimizando tiempos y mano de obra.

Si quieres conocer cómo funciona este sistema, te invitamos a ver el siguiente video, donde se te explicará para qué sirve cada block y cómo se colocan para formar un muro: 👇🏻

 

 

👉🏻  También te recomendamos leer:

Y dar clic abajo para que conozcas todos los materiales innovadores que ofrecemos en Industrial Bloquera.

 

Recibe en tu correo un resumen semanal con los artículos más relevantes en la industria de la construcción

También te recomendamos leer

Innovación en materiales

Bloques huecos Vs. Bloques multiperforados, ¿cuál es la diferencia?

Normalmente en cualquier obra se pueden encontrar los bloques huecos, ya que cuentan con diferentes funcionalidades que los hacen ideales no sólo para cumplir con la seguridad y ...

Tiempo de lectura: 4min
Soluciones integrales

Tendencias 2021: edificios resistentes y métodos de construcción prefabricados

Muchas de las tendencias en la construcción, y en varias industrias, aparecen y tienen un gran auge, pero después van desapareciendo de a poco. Sin embargo, hay otras que se ...

Tiempo de lectura: 4min
Soluciones integrales

La importancia de la rehabilitación de edificios

Los materiales de construcción con los que se construye cualquier obra están expuestos a debilitarse con el tiempo. Ahora, si se utilizan algunos que no son adecuados para cierta ...

Tiempo de lectura: 4min