La automatización es la implementación de máquinas, procesos informáticos y electromecánicos que operan bajo nula intervención del ser humano. Aplicar estos métodos, ayuda a evitar errores, contratiempos y mejorar la eficiencia de diferentes procesos.

Comunemente, la automatización se puede ver en la industria manufacturera, pero durante los últimos años y en los próximos se podrá ver cada vez más en diferentes sectores, entre ellos el de la construcción.

Significa que los encargados de los proyectos en obra, podrán hacer uso de maquinaria automatizada para hacer más eficientes operaciones complejas de la construcción, lo cual puede traer varios beneficios como:

  • Aumentar la calidad uniforme (al colocar piezas) e incrementar la precisión con la que se trabaja.
  • Poder reemplazar la mano de obra en trabajos que requieran un gran esfuerzo físico o en labores repetitivas y monótonas.
  • Reemplazar a operadores humanos que realicen trabajos en ambientes peligrosos.
  • Incrementar la productividad sin la necesidad de invertir demasiado.

El caso de Fastbrick Robotics

Un caso práctico donde se ha implementado la automatización de procesos en obra es el del robot desarrollado por la empresa Fastbrik Robotics, el cual fue diseñado para pegar ladrillos.

El robot puede pegar 1000 ladrillos o bloques por hora, lo que le brinda la posibilidad de construir hasta 150 casas por año.

En el siguiente video puedes ver una muestra de su potencial:

Los retos de los sistemas automatizados

Hasta este punto todo puede sonar y verse espléndido. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que, si no se han implementado este tipo de robots en la construcción, es debido a varios retos. Entre ellos:

  • Las obras a menudo presentan situaciones impredecibles, algo que no tienen en común con las líneas de producción (donde los robots han demostrado ser indispensables).
  • Implementar este tipo de métodos implica cambiar el paradigma actual en el sector de la construcción, uno que difícilmente cambiará si no se tienen los recursos necesarios ni la inversión destinada a crearlos.
La posible solución a estos retos es que haya una etapa transitoria, lenta y gradual; donde los sistemas automatizados no sean los grandes protagonistas en los proyectos de construcción, sino que vayan de la mano con los métodos tradicionales u otros sistemas innovadores.

 

Crear una especie de sistema semiautomatizado, donde se combine los recursos humanos y las máquinas, parece ser la vía más indicada por el momento.

 

Con ello, podrá verse un cambio significativo, pero gradual y escalable hacia un futuro donde el sector pueda beneficiarse de la automatización.

La implementación de sistemas innovadores

Sin duda un aspecto que puede ayudar a cambiar este paradigma es el uso o implementación de sistemas innovadores que ya están probados y han demostrado su eficiencia diferentes proyectos.

Los métodos de prefabricación de materiales y sistemas como Piensa al Cuadrado (Piensa2) de Industrial Bloquera son opciones viables, sensatas, pero sobre todo que van un paso más allá: hacia un futuro donde los recursos humanos y las máquinas pueden combinarse con éxito.

💡 Conoce: Cómo calcular con exactitud los materiales para construir metros cuadrados de muros

Por ejemplo:

Las piezas pueden fabricarse en módulos, en un ambiente controlado y lejos de la obra de construcción. Después se transportan hasta el emplazamiento y allí se realiza el montaje final.

Es un proceso donde fácilmente se pueden incluir e implementar sistemas automatizados sin reemplazar la mano de obra necesaria para el transporte y la supervisión de de las piezas cuando se coloquen o se utilicen en la obra.

Conclusión:

Definitivamente implementar procesos automatizados en un futuro inmediato no parece que sea una realidad, pero la combinación entre sistemas innovadores y prefabricados con el uso de máquinas, es algo que se está viendo cada vez más en el sector.

Además, la creación de robots que ayuden a la colocación de piezas para reducir los tiempos y reemplazar la mano de obra en situaciones o ambientes de riesgo, parece ser la respuesta a muchas problemáticas que se han suscitado durante años.

Te recomendamos prepararte para este futuro, a partir de la implementación de sistemas como Piensa al Cuadrado (Piensa2), un método que reemplaza a los sistemas de mampostería tradicionales y que pueden ayudarte a hacer más eficiente la colocación de piezas de concreto por metro cuadrado en menos tiempo.

<< Sistema tradicional de mampostería vs sistema Piensa cuadrado de Industrial Bloquera >>

Te invitamos también a conocer nuestro catálogo y los materiales innovadores con los que contamos.

Obtén nuestro catálogo de blocks

Recibe en tu correo un resumen semanal con los artículos más relevantes en la industria de la construcción

También te recomendamos leer

Innovación en materiales

Desventajas de utilizar mortero tradicional para el pegado de piezas

Existen varios tipos de mortero que se pueden preparar en la obra, generalmente el más tradicional y usado por los maestros es una mezcla que incluye materiales como cemento, ...

Tiempo de lectura: 4min
Innovación en materiales

¿Cuál es la diferencia entre un mortero tradicional para aplanados de muros y los repellos de Industrial Bloquera?

El aplanado de muros es uno de los pasos más importantes en el proceso de cualquier obra, pues su principal función es cubrir algunas o muchas irregularidades, pero sobre todo ...

Tiempo de lectura: 3min
Innovación en materiales

Bloques huecos Vs. Bloques multiperforados, ¿cuál es la diferencia?

Normalmente en cualquier obra se pueden encontrar los bloques huecos, ya que cuentan con diferentes funcionalidades que los hacen ideales no sólo para cumplir con la seguridad y ...

Tiempo de lectura: 4min