El cambio climático, el agotamiento de recursos naturales o fenómenos metereológicos obligan a los proyectos de construcción a alienarse a nuevas formas de trabajar, a reducir considerablemente el impacto ambiental que implica cualquier proyecto.

 

También es verdad que existen uno o varios mitos alrededor de los proyectos de construcción sustentable, el principal: que son demasiado costosos.

 

Hace falta –quizá– que todos los involucrados en la obra conozcan cómo funcionan ciertos métodos sustentables de construcción y que, con los materiales adecuados, planear un proyecto sustentable puede significar un ahorro de costos a mediano y largo plazo.

 

Hoy tanto arquitectos como constructores están optando por una nueva forma de concebir sus proyectos, pensando en hacerlos mucho más amigables con el medio ambiente.

 

Sin duda, uno de los métodos que más se utiliza en la construcción son los parámetros que exige la certificación LEED, que tiene como objetivo:

 

  • Crear espacios con mejores condiciones para la salud y la productividad del usuario final.
  • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero durante y después de la construcción.
  • Disminuir los costos en la operación y los residuos o desperdicios durante la construcción.

 

LEED en México

 

La certificación LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, por sus siglas en inglés) es un sistema de certificación con reconocimiento internacional para edificios sustentables.

 

En México esta certificación es voluntaria, sin embargo, debido a las exigencias y gracias a la responsabilidad social de los constructores y arquitectos, existen más de 1, 000 construcciones registradas y poco más de 400 certificaciones bajo LEED.

 

De hecho, a nivel Latinoamérica, México ocupa el segundo lugar en cuanto a “construcciones LEED” (detrás de Brasil) y a nivel mundial ocupa el noveno lugar.

 

Esos datos sirven para observar un panorama más amplio, pero sobre todo para comprender que utilizar este tipo de métodos es algo indispensable en la actualidad, y que muchos ahora planean sus proyectos desde una perspectiva verde.

 

¿Qué evalúa la certificación LEED?

 

En términos generales, la certificación LEED permite avalar un proyecto de construcción cuando comprueba que éstos logran brindar soluciones de alta eficiencia energética y ambiental.

 

A través de un sistema de sumatoria de puntos, las constructoras pueden alcanzar uno de los cuatro niveles de certificación posibles:

 

  • Certificado, al obtener de 40 a 49 puntos.
  • Plata, al alcanzar de 50 a 59 puntos.
  • Oro, al lograr de 60 a 79 puntos.
  • Platino, si se obtienen 80 puntos o más.

 

Estos puntos se agrupan en siete familias, en donde cada proyecto puede reunir puntos adicionales de acuerdo a cada categoría. LEEd evalúa en los siguientes rubros:

 

  • Ubicación y transporte. Califica si la obra puede incentivar el transporte alternativo (bicicletas, autos híbridos, transporte público).
  • Creación de sitios sustentables. Evalúa si el proyecto es capaz de evitar la sedimentación y la erosión; si puede restaurar el hábitat, mejorar el tratamiento de agua de lluvia, entre otras estrategias.
  • Eficiencia del agua. Basado en el aprovechamiento óptimo del agua, así como su tratamiento, captación, reutilización, ahorro y desecho correcto.
  • Energía y atmósfera. Procura la utilización óptima de la energía, la fuente de la misma y cómo la eficiencia energética impacta en la comunidad.
  • Materiales y recursos. Toma en cuenta los materiales de construcción utilizados durante la obra, dando prioridad a materiales reutilizados, Además, evalúa la manera en que los residuos propios de la construcción son manejados.
  • Calidad de ambiente inferior. Se refiere a las estrategias para mejorar la salud del usuario final, así como las acciones que procures una renovación del aire interior a través de una adecuada ventilación, libre de químicos o humo de tabaco.
  • Innovación. Consiste en calificar el compromiso que tiene la constructoras al implementar y mejorar algunos procesos durante y después de la obra.
  • Prioridad regional. Se basa en tratar de eliminar la huella de carbono debido al transporte de materiales que, en la mayoría de las ocasiones, se fabrican a largas distancias.

 

¿Cómo puede ayudarte Industrial Bloquera a obtener alguna certificación LEED?

 

En Industrial Bloquera podemos ayudar a los constructores a obtener puntos LEED en “Materiales y recursos” y en el rubro de “Prioridad regional”, pues los bloques de construcción que diseñamos pueden están hechos con materiales reciclados y la planta está muy cerca de la Ciudad de México.

 

Aquello ayuda a manejar mejor los recursos de la obra y reducir los desperdicios (aprovechando los existentes), también a reducir la huella de carbono, pues reduce considerablemente las distancias entre la obra y el sitio donde puedes obtener tus materiales.

 

💡 Conoce: ¿Cómo se aplica la sustentabilidad en la industria de la construcción

 

Te invitamos descargar nuestro catálogo de bloques de construcción, así podrás comenzar a planear proyectos sustentables en pro del medio ambiente.

Obtén nuestro catálogo de morteros y repellos

Recibe en tu correo un resumen semanal con los artículos más relevantes en la industria de la construcción

También te recomendamos leer

Soluciones integrales

El impacto de la automatización de procesos en la industria de la construcción

La automatización es la implementación de máquinas, procesos informáticos y electromecánicos que operan bajo nula intervención del ser humano. Aplicar estos métodos, ayuda a ...

Tiempo de lectura: 4min
Gestión de obra

¿Cuáles son los materiales de construcción más fáciles de reciclar?

De acuerdo con la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) el sector de la construcción es el responsable del 50% de las emisiones contaminantes en el mundo, donde la fabricación de ...

Tiempo de lectura: 4min
Soluciones integrales

La impresión 3D y cómo influye en la industria de la construcción

Al día de hoy, hablar de impresiones 3D es referirse a implementaciones futuristas, casi irreales para algunas industrias. Para el sector de la construcción lo sigue siendo, pero ...

Tiempo de lectura: 3min